Rescate de libros mojados

Nota: Los  métodos escrito aquí abajo no son sencillamente para rescatar un libro sobre lo que has derramado una gota de café colombiano o una copita de vino tinto. Son para el rescate de libros bien empapados, e incluso chorreando, después de que los has sacado de la bañera y has terminado con las maldiciones. Si solo estás un mojador desganado, pues te refiero a la guía prosaica de Wiki-How.

El método agradable

  1. Busca un sitio soleado (reconozco que en ciertos lugares eso plantea un problema. Si estás un miembro de la British Antarctic Survey, la Investigación Antártica Británica, te aconsejo que obtengas un amigo en España.)
  2. Abre el libro y ponlo en el sol.
  3. Sírvete una copa de tinto de verano, saca tu libro segundo más favorito de la estantería y hazte confortable: vas a permanecer allí por la tarde.
  4. Disfrute tu libro y tu copa de tinto de verano. Pasa las páginas del libro mojado, dándolas tiempo para secar.
  5. Vuelve mañana para continuar.

El método de Londres en invierno

  1. Pon el libro abierto encima del radiador.
  2. Cuando las páginas parecen bastante secas, abre el libro dondequiera las páginas son más mojadas y repite.

El método de shock y horror

  1. Pon el libro en el sol o encima del radiador.
  2. Párate y considera por un momento.
  3. Reconoce que un libro que has dejado caer en el agua no será el mismo nunca jamás. Darte por vencido o sigue con secarlo, dependiendo de tu temperamento y tu cartera.
Read this in English
Advertisements