“Historia narrativa de una forma cautivadora”: Entrevista a Roger Crowley

Leer esto en inglés (texto original de la entrevista)

Hoy vamos a hablar de – y con – uno de mis autores favoritos.

Empecemos con un extracto:

View from the Doge’s prison, Venice / Vista de la prisión del Doge, Venecia

…Pisani podía oír la bulla desde el calabozo ducal. Puso la cabeza contra de las barras y gritó: «¡Viva San Marcos!» La multitud le respondió con un clamor ronco. Arriba, en la sala de los senadores, seguía el debate nervioso. La multitud puso escaleras frente de las ventanas y golpeó la puerta de la sala con una llamada rítmico: ¡Vettor Pisani! ¡Vettor Pisani!

(Perdóname por los errores de traducción,
es que sólo tengo el libro en inglés.)

¿Eso te parece un extracto de una novela?

No lo es.

Es historia – en la forma que la escribió el historiador británico Roger Crowley.

El extracto arriba es de Venecia: Ciudad de Fortuna, el libro de Roger Crowley sobre el auge y la caída del poder naval veneciano. Si quieres enterar por qué el almirante Pisani (1324-1380) – obviamente muy popular – se halló en la prisión del Doge y qué le pasó después, pues ya sabes qué hacer.

(¡No, eso no significa que lo buscas en Wikipedia!)


«Historia narrativa de una forma cautivadora»

«Historia narrativa de una forma cautivadora» es como Roger Crowley describe, en su sitio de web, lo que hace y no quiero quejarme con esta frase. Puedo recordarme decenas de episodios que podía haber elegido para el extracto que utilicé en el comienzo de este post (pero los otros no quedan bien con mi foto del calabozo en Venecia).

Unos de vosotros quizá piensan que me gustan los libros de Roger Crowley sólo porque él escribe sobre la historia del Mediterráneo, y en particular, sobre la historia naval; pues os refiero a mis comentarios (en inglés) sobre David Abulafia que me aburrió hasta las lágrimas sobre el tema. Gozo los libros de Crowley debido a su manera de escribir tanto como por el tema del que escribe. Si mañana publicaría un libro sobre la historia eclesiástica de Bretaña en la alta edad media, volviendo a contar Beda el Venerable, probablemente lo compraría.

La historia – eso va a venir como una sorpresa a algunos que sólo la recuerdan de las clases del instituto – no es solamente una lista aburrida de fechas o una colección de cuentas anémicas sobre reyes anodinos. La historia está llena de héroes, viajeros, villanos… y gente común, algunos de quien tenían mucho talento para escribir sus experiencias. Eso es, exactamente, lo que hace la historia emocionante, gráfico y personal.

Y esa es la manera en la que Roger Crowley la narra.

Reconozco que una historia naval de la Serenissima Repubblica quizá no tiene un atractivo universal (léela, léela, es una historia estupenda), pero a diferencia de Heródoto, el Sr Crowley ha escrito más de un libro. Hasta ahora ha escrito cuatro y está escribiendo el quinto; puedes elegir de (en orden de publicación):

  • Constantinopla: 1453 (2005)
  • Imperios del Mar (2008)
  • Venecia: Ciudad de Fortuna (2011)
  • Conquerors: How Portugal Forged the First Global Empire (2015, todavía no traducido en español)
  • ??? (¡Llegará en una librería cerca de ti en 2019!)

(Tienes que leer la entrevista para entregar de qué ??? se trata.)

Entrevista a Roger Crowley

Roger Crowley (Used with permission / Con permiso)

Ud. está licenciado en la literatura, no en la historia. ¿Qué le inspiró empezar a investigar temas históricos y escribir libros de historia? 

La historia siempre me interesaba – de niño, en particular la arqueología de Egipto y la idea de encontrar cosas en la tierra, y pensaba que sería un arqueólogo, pero eso no ocurrió, me interesé demasiado por las palabras. Además, cuando era joven, mis padres fue vivir en Malta y me enganchó el mundo Mediterráneo y su pasado.

Después de la universidad fui a vivir en Istanbul. La antigüedad de la ciudad me fascinó. Muchos años después empecé a pensar en Istanbul y su encarnación antigua, Constantinopla, y en el momento en el que la ciudad pasó de los griegos a los turcos – un momento muy dramático – y pensé que sería interesante explorar la caída de Constantinopla como argumento. Me enteré de que eso era un momento de la historia que tenía todo – y nadie ha escrito un libro sobre ello hace cincuenta años. Y yo simplemente quería escribir sobre Istanbul.

Una de las razones que gozo los libros de Roger Crowley es que él siempre incluye cuentas de primera mano. Otros adictos al género saben que algunos de esos autores escriben libros muy aburridos; estar en el lugar correcto en el momento adecuado no significa que puedes contar tu historia lúcidamente, sin mencionar de ser capaz de soltar una historia emocionante. Pero los testigos elegidos por Roger Crowley siempre pueden hablar por sí mismos de manera coherente, honesta, vívida.

¿Tiene Ud. un testigo favorito? ¿Puede recomendarnos una cuenta de primera mano que es especialmente entretenida para el público? 

A mí me gusta especialmente Felix Fabri, el afable monje alemán, quien hizo dos viajes a la Tierra Santa y Egipto en los años 1480. Es un ejemplo temprano de la literatura de viajes en plena forma. Es difícil no gozar la historia de un hombre viajando en el río Nilo y pasando la noche despierto a causa de los eructos de cocodrilos.

Traducciones de su libro son difícil de encontrar – creo que sólo una parte está traducida en inglés (‘The Book of Wanderings of Brother Felix Fabri’). Se puede leerla online. Hay dos libros sobre sus viajes que incorporar su obra y son muy amenos: ‘Jerusalem Journey’ y ‘Once to Sinai’ por H. M. Prescott – sólo de segunda mano.

También muy amena es la cuenta de primera mano del asedio de Malta en 1565: El diario del gran asedio de Malta 1565 por Francisco Balbi de Correggio.

Hace unos años Ud. dio una entrevista en que dijo que usualmente tendría que aprender nuevos idiomas durante las investigaciones para sus libros. ¿Cuántos idiomas ha aprendido de esa manera y cuáles? 

Porque no escribo sobre la historia inglesa, y porque fuentes originales son esenciales, me pareció una tarea necesaria leer en varios idiomas. Para ser honesto, no soy un gran lingüista y me cuesta aprender leer – en vez de hablar – los idiomas. Eso se hace más difícil cuando se lee el idioma en su forma antigua. Así que he leído en francés, italiano, portugués, turco (muy difícil leer pero sé hablar un poco), algo de español, un poco de griego moderno y latino (que había aprendido en el colegio). Con algunos, leer es muy despacio – tengo muchos diccionarios largos – y en mi edad la memoria de vocabulario no es muy impresionante. Después de un rato todos los idiomas romances se mezclan en una sopa grande. Lamento no saber alemán que sería muy útil, pero no estoy seguro de que soy capaz de intentar eso en ese momento.

¿Cuánto tiempo toma investigar y escribir un libro? ¿Cuál es su manera de trabajar? ¿Visita Ud. todos los lugares de los que está escribiendo?  

Los libros se tardan tres o cuatro años cada uno – es un trabajo lento. Eso incluye el tiempo para aprender idiomas.

Cuando escribí mi primer libro, escribí un resumen de capítulo en capítulo y eso me ayudó en escribir el libro. Desde entonces no tendía hacer planos en el principio, sino leer mucho sobre el tema, investigar bibliografías con mucha atención para enterarme que libros merecen la pena leer y, sobre todo, intentar conseguir excelente cuentas de primer mano.

Produzco cientos de páginas de notas escrito a mano durante esta investigación, antes de que empiece de verdad escribir (lo que suelo hacer directamente en el portátil, excepto cuando me cuesta expresar las ideas). Trabajo de capítulo en capítulo. Reúno todas las fuentes para el capítulo, me sumerjo en ellas, intento producir un borrador casi perfecto, y luego sigo adelante con el próximo capítulo.

Un sentido de lugar es importante, así que intento visitar los lugares claves, pero nunca todos. Con algo como el imperio portugués pasaría la vida viajando el mundo y he aprendido desarrollar, por adelantado, un sentido para reconocer los lugares imprescindibles para visitar y los que no. A veces viajaba a algunos lugares simplemente en busca de un adjetivo descriptivo…

¿Nos contaría un episodio interesante que descubrió en sus investigaciones pero tuvo que omitir del libro al final? 

Las voces del pasado siempre me fascinan. Se puede encontrar los rastros de la diáspora griega – la alfarería, los edificios, los artefactos y los nombres de lugares – en todas partes en las que vivían, y aunque la gente misma puede parecer muy lejana de nosotros, todavía podemos oír sus voces a través de las tumbas y monumentos que nos quedan. Visitando la ciudad de Constanta, que ahora es en Rumania, leí una traducción de un epitafio en una tumba de una mujer, escrito si ella misma hablaría directamente a nosotros de una distancia de casi dos mil años. Nos cuenta de su vida y dice eso en parte:

«Perinthos, mi marido, me hizo este monumento conmemorativo. Y si quieres saber, viandante, quién soy y de quién soy, escucha: cuando tenía 13 años, un hombre joven me amó. Luego nos casamos, y di a la luz a tres hijos. Finalmente, tuve un hijo cuarto, aunque sería mejor no lo tener, porque primero el niño murió, y poco tiempo después yo morí también. Me fui de la luz del sol cuando tenía treinta años. Yo, Cecilia Artemisia, yazco aquí. Mi marido, Perinthos, vive y me lamenta con voz débil. ¡Saludos a ti, cualquiera eres, tú que pasas por nuestras tumbas!»

Cosas como esa nos traen la humanidad de la gente del pasado muy cerca.

Durante nuestra visita reciente a Portugal, introduje mi familia a Roger Crowley, contado episodios de su libro Conquerors (Conquistadores). Uno de los episodios que más los capturó la atención era la batalla de la flota portuguesa, bajo el mando de Lourenço de Almeida, contra las fuerzas del sultán de Egipto en el puerto de Chaul. Almeida, quien podía haber hundido la flota egipcia con cañonazos de la distancia sin dificultad, prefirió acercarse al enemigo para cumplir con el código de honra de los fidalgos. Fue una decisión funesta para él mismo y sus hombres, y la Joven Amiga de los Elefantes, con la aire superioridad que pertenece a sus once años, naturalmente concluyó que Lourenço era un ‘idiota’. No era una conclusión con la que estoy totalmente de acuerdo, así que preguntamos a Roger Crowley…

¿Cuál es su opinión del código de honra de los fidalgos y de Lourenço – lo considere Ud. más un héroe o más un tonto? 

Lourenço, visto de nuestra perspectiva, parece un tonto. Tenemos que preguntarnos ‘porqué demonios no hundió el enemigo de la distancia’, pero eso es mirar el pasado con ojos modernos.

La clase luchador aristocrático de Portugal tenía que cumplir con el código medieval del valor personal. (Para considerar esto en perspectiva: había un incidente famoso unos cincuenta años más temprano, durante un ataque contra un castillo moro, cuando la discusión entre los portugueses sobre quien debería tener el honor de subir primero la escalera de asalto tarda tanto tiempo ¡que todos murieron!)

Además, había una duda sobre la reputación y el valor de Lourenço porque no había atacado un puerto anteriormente – él, personalmente, quiso hacer eso pero la mayoría de los votos había rechazado la idea. Por eso necesitaba probar su valentía. Capturar barcos también significó botín y recompensas materiales, lo que se perdería si los barcos se irían al pique. Eso fue un incentivo poderoso para sus hombres. Así que probablemente él es más bien una víctima de los tiempos que otra cosa. Albuquerque encontró fuerte resistencia cuando intentó traer los fidalgos en la nueva edad de guerra en la que una estrategia de grupos de regimientos se sustituyó el valor personal descoordinado.

¿Está escribiendo un libro en este momento? Y en caso de sí, ¿cuál es el tema y cuándo podríamos leerlo? 

En el momento estoy escribiendo un libro sobre del final de las cruzadas en la Tierra Santa, específicamente, sobre de la caída de Acre en 1291, la última resistencia de los cruzados. No se publicará hasta 2019, desgraciadamente, debido a la tasa actual de progreso del trabajo.

Gracias a Roger Crowley por dedicar tiempo para responder a mis preguntas.

Quizá también te gusta:
⇒ Más sobre Venecia: Ciudad de Fortuna: una reseña (en inglés) & con fotos en Steller.
⇒ The Gruesome News from FamagustaLos lusiadas o como Portugal se ganó un imperioThe Wanderings of Felix Fabri

 

Comment is free...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s